La alimentación y la salud mental

Adriana trabaja 16 horas diarias, es abogada y acaba de crear su propio despacho. Últimamente no come o come poco y mal, por lo que su salud física y mental se está viendo deteriorada. Toda esta actividad le ha supuesto una crisis de agotamiento generalizado, que de no haberse tratado a tiempo, podría haber desembocado en una depresión grave.

Afortunadamente su caso no es tan grave como el de otras personas. Su terapeuta ha dicho, que con una dieta sana, un descanso adecuado y algo de ejercicio diario, en unos meses se encontrará, completamente recuperada y su ansiedad se irá de la misma forma que ha venido.

Adriana ha seguido durante tiempo una dieta basada en comida basura que ya no recuerda que es comer una buena ensalada o preparar un buen guiso de verduras o beberse un nutritivo zumo de frutas. Las bebidas de cola, el café y el burguer, han sido sus grandes aliados para combatir su agotamiento, su sueño y su hambre, pero finalmente se han convertido en la principal causa de su derrumbe moral. Lo que en principio parecía la solución perfecta para vencer el cansancio acumulado de días, ha pasado a ser causa principal. Era necesario parar, de lo contrario podría desencadenarse una enfermedad, en muchos casos irreversible, como las derivadas de un déficit de vitamina B12.

Su doctora eliminó la carne, las grasas saturadas, harinas blancas y azúcar refinado de su dieta y le recomendó una dieta rica en frutas y verduras frescas, cereales integrales y frutos secos. También le aconsejó un capricho de vez en cuando, eso siempre levanta el ánimo. ¿Y que mejor capricho que un helado…? La marca Smooy  ofrece nuevos sabores al tiempo que mantienen intactas las propiedades y nutrientes del yogurt más natural y sin gluten del mercado. Limón, galleta, frambuesa, plátano… Smooy cuenta con una amplia variedad de los más sabrosos helados y además son saludables, ya que no contienen gluten, son bajos en grasas y ricos en fibra. Smooy dispone de más de 40 toppings para completar tu helado y darle un sabor aún más especial y personal. Ofrece también, helados de invierno (hot) y helados light, que más se le puede pedir a un helado.

Los peligros derivados de un déficit de vitamina  B12

El déficit de vitamina B12 conlleva una serie de problemas físicos y mentales que pueden llegar a ser irreparables. Entre las principales consecuencias provocadas por una ingesta nula o escasa de esta vitamina se encuentran las siguientes:

Depresión. La depresión en este caso no está causada por problemas psicológicos, sino físicos, provocados por no consumir la suficiente cantidad de esta vitamina.

También puede darse el caso de que una persona no pueda asimilar de manera natural esta vitamina, por lo que han de suministrársele suplementos, ya sea mediante vía oral o vía parenteral.

El riesgo de la vitamina B12 está directamente relacionado con la demencia, el alzheimer, el parkinson o la esclerosis múltiple, incluso se han dado casos de psicosis agudas, muy graves.

El déficit de esta vitamina también puede apoplejía, ictus debidos a los altos niveles de homocisteína en la sangre, lo que favorece los coágulos sanguíneos.

Otra consecuencia de la carencia de b12, de ácido fólico o de ambas,  es la anemia  megaloblástica o cobalamina.

Una buena dieta no siempre asegura la ausencia de un déficit de vitaminas, ya que algunas personas no son capaces de asimilar ciertas vitaminas como la B12 o  ciertos minerales como el hierro, aunque se consuman en las cantidades recomendadas. En estos casos es conveniente recurrir al consumo de suplementos. Es fundamental hacerse análisis de sangre regularmente para comprobar los niveles de esta vitamina en sangre, ya que de producirse un déficit de este, las consecuencias podrían llegar a ser muy graves, incluso mortales.