Una opción de salud

Una de las opciones a la hora de cuidar a nuestros mayores suele ser ¿ayuda a domicilio u optar por una enfermera? El paso de los años hace que las necesidades de los ancianos sean mayores.

La vida moderna hace que los familiares por desgracia no tengan el tiempo necesario para poder atenderlos y tampoco los conocimientos suficientes para hacerlo como es debido. Todos tenemos que ser conscientes de que el cuidado de una persona mayor necesita una responsabilidad grande y si queremos afrontarla como es debido, hay que tener una capacidad total para cuidar al anciano.

Las personas que tienen que optar por la opción de un servicio de asistencia, pueden tenerlo algo más complicado. En esta clase de cuidados, es posible contratar a una enfermeda o a un auxiliar a domicilio. Muchos pueden pensar que en realidad hacen la misma labor, pero en realidad no es de esta manera.

Aunque los dos profesionales tienen capacidad para realizar una serie de labores en común, existen otras en las que no y aquí la enfermera tiene que estar más capacitada. Las enfermeras a domicilio se dedican a pacientes que precisan más especializados, mientras que los cuidadores están principalmente como apoyo de las necesidades que tiene el adulto anciano de manera más genérica.

¿Cómo podemos elegir la opción más acertada?

A la hora de saber qué tipo de opción es la que más puede convenirnos, lo mejor es analizar las condiciones de salud que tiene la persona mayor en cuestión. De todo esto va a depender la decisión de que se contrate una enfermera o cuidadora.

Hay que pensar que las enfermeras están más especializadas a la hora de administrar medicación especial y tratos más espécíficos, que van desde vendajes a heridas bastante delicadas a terapias o cambios de sondas gástricas.

Dejemos claro, que las cuidadoras tienen capacidad para poder llevar estos trabajos en los que se involucren cuidados de carácter médico, pero más de tipo básico. Entre estas labores podríamos hablar de la administración de medicinas, movilización, etc.

Las personas que son cuidadoras son sin duda un importante apoyo para las personas mayores que necesitan una ayuda a la hora de realizar sus actividades cotidianas, tanto en casa como en casos donde sea necesaria la hospitalización.

En el caso de los cuidadores que se dedican a la atención a domicilio, el trabajo que realizan hace que también entre en liza, el aseo y arreglo personal de la persona a la que se cuida, la alimentación o la organización de sus enseres o limpieza de sus espacios.

Otra diferencia importante es el coste. Una contratación del servicio de enfermera a domicilio es algo más costoso que el servicio de un cuidador, por lo que es vital saber cuáles son las necesidades que tiene la persona anciana en cuestión para saber realmente qué es lo que necesita.

En el caso de los asistentes a domicilio, hay empresas que apuestas porque las personas mayores puedan conservar su autonomía como Bi2t. Hablamos de una de las más importantes empresas que se dedican a cuidar a personas de avanzada edad en Madrid  y que apuesta porque sigan estando cerca de las personas que más les quieren y de su propio entorno, para los que facilitan una atención sociosanitaria de la mayor calidad.

Los asistentes con los que cuentan están formados para detectar síntomas de importancia que puedan alertar de atenciones médicas inmediatas y que pueden contar con la asesoría del equipo médico especializado en cualquier momento.

Esta empresa tiene a unos profesionales de gran cualificación. Se diferencian de otras empresas por poner en marcha un método de trabajo propio en el que un grupo de personas pueden estar pendientes de las necesidades de los pacientes, pudiendo personalizarse el servicio y las actuaciones según lo que necesite cada paciente.

Al final, todos queremos la atención de nuestros seres queridos cuando llegan a una determinada edad, te toca a ti en este caso decidir el tipo de atención más adecuada, tanto atendiendo a lo que necesitan como a las posibilidades existentes.

Siempre que se pueda y sea posible, lo mejor es que el paciente siga estando en su hábitat habitual, pero esto lo deben evaluar los profesionales y de acuerdo con ustedes amen del paciente en caso de que sea posible.