Las razones para el eterno aprendizaje

Cada vez es mayor el número de personas adultas en España que se acercan a la universidad para superar las pruebas de acceso para mayores de 25 años o se preparan para ello en academias especializadas en estos exámenes, como es el caso del Centro Universitario San Bernardo. La matrícula para el curso de acceso ha ido en aumento año tras año.

A continuación, desglosamos las razones para esta subida de solicitudes, que pueden ser de muy distinta índole.

  • Primeramente por tener un espíritu inquieto, por tener un afán de aprender, de adquirir nuevos conocimientos, pues la formación no se acaba nunca, siempre estamos aprendiendo, ampliando horizontes.
  • Porque por circunstancias de la vida, por la crisis económica especialmente, hay personas que se han quedado sin empleo, y mientras no consiguen otro utilizan su tiempo en formarse. O personas a las que en su propio empleo se les exige que se actualicen y renueven su formación, viéndose de alguna forma obligadas a volver a las aulas y a enfrentarse de nuevo a su antigua época de estudiantes.
  • España es uno de los países del mundo con más alta tasa de longevidad, atribuible, entre otros cosas, al avance de la medicina, al estado de bienestar y a la dieta mediterránea, y hay personas que al llegar a la edad de jubilación buscan alternativas a la gran cantidad de horas que tienen libres, y así en estos estudios para mayores de 25, 40 o 45 años podemos ver a gente que inicia una carrera con la que siempre había soñado y por los motivos que fuesen no lo habían podido hacer antes, bien porque no tenían medios económicos, porque tuvieron que ponerse a trabajar en una edad muy temprana para ayudar a sacar su familia adelante, porque nunca tuvieron esa oportunidad tantas veces deseaba…, y ahora a la jubilación inician sus estudios. Esta gente está llena de entusiasmo y voluntad, nadie les obliga, lo hacen voluntariamente.
  • Aquí nos encontramos también a personas que en su juventud estudiaron una carrera porque tenía más salida laboral y económicamente hablando era rentable, y sobre la que desarrollaron su vida, pero que siempre les ha gustado otra carrera y tienen esa espinita clavada y desean quitársela. Estamos pensando en carreras como Antropología o Historia, que tienen mucha demanda en estos estudios universitarios para mayores de 25 años.
  • Otro motivo es el personal que desea promocionarse en su trabajo, gente normalmente que trabaja en la Administración del Estado, que han superado unas oposiciones, y que para acceder a un puesto de categoría superior necesitan tener un grado o una licenciatura.
  • Personas que por mala suerte en su vida, malas compañías o por los motivos que fuese, se encuentran cumpliendo una pena privativa de libertad en una prisión, y que desean darle una nueva orientación a su vida, aprovechando su estancia en la cárcel para estudiar y sacar unos estudios universitarios.
  • El aumento de la gente que viaja, ya sea por placer, por trabajo o por visitar a familiares en países extranjeros, hace que la subida de matriculaciones en lenguas extranjeras haya ido en un aumento constante.
  • A medida que envejecemos nuestra memoria se deteriora, por ello mantenerse mentalmente activo, estimulando y ejercitando la memoria a través de la lectura, la memorización y el aprendizaje, hace que se refuercen nuestras conexiones cerebrales, del mismo modo que relacionándonos socialmente hacemos que nuestros recuerdos sigan ahí y prevenimos nuestro deterioro mental.

Lo que está claro es que el acceso para mayores de 25 años es una segunda oportunidad, y sobre todo es para gente que no ha perdido la ilusión por aprender.

shutterstock_199711055reducida

Como acceder a la universidad para mayores de 25 años

Las personas mayores de 25 años que no cuenten con el título que les de acceso a la universidad  deberán superar unas pruebas,  pudiendo optar por lo siguiente:

  • Matricularse en un curso de acceso para mayores de 25 años. Tiene dos convocatorias de examen y los alumnos pueden beneficiarse de la evaluación continua.
  • Inscribirse en una prueba de acceso libre, sin curso preparatorio. Esta prueba solo tiene una convocatoria de examen y únicamente se tienen en cuenta los resultados de la prueba, no pudiendo presentarse a las pruebas de evaluación continua.
Las razones para el eterno aprendizaje
23 abril, 2016

Artículos relaccionados