Disfrazarse y sus positivos efectos

Disfrazarse es un gran beneficio para los niños y además a los niños les suele gustar. Además podemos hablar de que tienen unos beneficios en lo psicológico, como la mayor empatía, seguridad o sociabilidad. Si tienes hijos, sobrinos o niños que estén a tu cargo, estamos seguros que has podido descubrir que no hace falta demasiado esfuerzo para que se quieran disfrazar, simplemente les suele encantar. Ellos además no dan tantas vueltas, ven un traje que les guste y lo quieren.

27 enero, 2021
Sigue leyendo