Que no se cansen de vivir.

La casa de mis abuelos se quedó vacía hace muchos años ya. Y es la típica casa de pueblo, que se encuentra en la provincia de Burgos, en una zona fría y preciosa rodeada de montañas. Pues resulta que la casa seguía teniendo la bombona de butano, esa naranja que pesa tanto…para el gas de la casa. Pues bien, hace unos meses mis hermanos y yo decidimos darle una vuelta a esa casa, y alquilarla. Es que nos parecía una pena que una casa tan bonita como lo es esa, se quede vacía y sin uso, y encima situada en una zona preciosa, de la cual estamos seguros mucha gente querría disfrutar. Se que a mis abuelos no le importará

22 febrero, 2016
Sigue leyendo