¿Es normal que los niños tengan rabietas?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Si te estás preguntando si es normal que tu hijo tenga rabietas, la respuesta es afirmativa. Y es que sí, es normal que los niños tengan rabietas. 

Las rabietas forman parte del desarrollo emocional de los pequeños. Estas suelen ocurrir entre los 2 y los 4 años de edad, aunque en determinados casos pueden continuar aún un tiempo más. 

En esta etapa del desarrollo emocional, tu hijo está aprendiendo a expresar sus emociones y a lidiar con sentimientos como la frustración y el enfado. En los niños pequeños las rabietas son una manera de comunicar su descontento, debido a que no pueden expresar de forma verbal sus sentimientos. También se debe a que no tienen aún las habilidades para manejar sus emociones de forma adecuada. 

Es crucial que los cuidadores y tú, como padre, entendáis que las rabietas son algo normal, no deben de ser motivo de alarma ni preocupación. Lo que sí es importante es enseñarle a tu hijo maneras saludables para manejar de forma adecuada su enojo y frustración. También le debes establecer unos límites y unas pautas claras para su comportamiento. Tal y como lo han expresado los profesionales expertos en psicología infantil del Centro de Psicología ANIMUS, que, además, se han convertido en todo un referente en este ámbito, ya que ofrecen una atención personalizada de calidad. 

Tienes que ser paciente y empático con el niño durante las rabietas. Para ello, debes evitar reacciones negativas y castigos excesivos. También es útil que le enseñes habilidades de comunicación y manejo de emociones de forma gradual, puesto que a medida que va creciendo, va adquiriendo más habilidades sociales y emocionales. 

¿Cuándo dejan de ser normales las rabietas de los niños? 

Como te hemos explicado, las rabietas son una forma común de expresión emocional en los niños pequeños. Estas disminuyen conforme tu hijo va desarrollándose y adquiere las habilidades necesarias para comunicarse y regular sus emociones. 

Pero…, ¿Cuándo debes preocuparte por las rabietas de tu hijo? En términos generales, si se trata de rabietas infrecuentes y de intensidad moderada en las que tu hijo se puede calmar él mismo en un tiempo razonable, estas rabietas son normales. Sin embargo, si se trata de rabietas intensas, frecuentes y duraderas, si además el niño no puede calmarse por sí mismo, o su comportamiento se vuelve agresivo y destructivo, te recomendamos buscar la ayuda de un profesional cualificado de la psicología infantil. 

Hay que destacar que cada niño es único y el desarrollo emocional varía de uno a otro. Así que es crucial considerar el contexto individual de cada niño cuando se evalúa la normalidad de sus rabietas. 

En el caso de que tengas preocupación respecto al comportamiento de tu hijo, lo más acertado es buscar la orientación de un psicólogo infantil. 

Cómo actuar ante las rabietas de tu hijo: consejos de un psicólogo

Aunque pueda ser desafiante para ti, debes tener en cuenta que las rabietas son una parte normal dentro del desarrollo infantil. A continuación, te damos una serie de consejos de un profesional de la psicología infantil sobre cómo actuar ante las rabietas de tu hijo. Son los siguientes: 

  • Mantén la calma. Es importante que, como padre, te mantengas tranquilo durante la rabieta de tu hijo. Si te dejas llevar por la frustración o el enojo, no podrás ayudar al pequeño a calmarse. 
  • Sé comprensivo. Intenta entender los sentimientos de tu hijo y muestra empatía hacia ellos. Debes reconocer sus emociones y hazle saber que comprendes que está enojado o frustrado. 
  • Establece límites claros. Aunque es vital ser comprensivo con tu hijo, también resulta clave que establezcas unos límites adecuados. Tienes que hacerle comprender al niño que determinados comportamientos, como gritar o golpear, no son aceptables. 
  • Ofrécele opciones a tu hijo. Darle opciones al pequeño ayuda a reducir las rabietas. Un ejemplo es, en lugar de decirle: “no puedes ver la televisión”, lo perfecto es que le ofrezcas opciones, por ejemplo: “puedes elegir entre jugar afuera o leer un libro”. 
  • Mantén una rutina. Los niños están más tranquilos y se sienten más seguros cuando tienen una rutina consistente y estructurada. Por ello, debes mantener una rutina diaria para tu hijo, tanto en lo que se refiere a la alimentación, como a las horas de sueño y de juego. 
  • Enséñale habilidades de autorregulación. A medida que tu hijo crece, tienes que enseñarle estrategias de autorregulación para que pueda controlar sus emociones. Les puedes enseñar técnicas de respiración profunda y darle ciertas recomendaciones sobre cómo contar hasta 10 antes de reaccionar de manera impulsiva. 
  • Recompensa siempre el buen comportamiento. Otro consejo de los profesionales en psicología infantil es que debes reconocer y recompensar el buen comportamiento de tu hijo. De esta manera se fomentan los comportamientos positivos y se reducen las rabietas. 
  • Busca ayuda profesional si es necesario. En el caso de que las rabietas de tu hijo sean frecuentes y disruptivas, es necesario buscar la ayuda de un psicólogo infantil. Son estos profesionales quienes te proporcionan estrategias adicionales y el apoyo necesario para manejar las rabietas de tu hijo. 

Conclusión

Terminamos este artículo y te recordamos que los pequeños experimentan una serie de cambios emocionales y cognitivos a medida que se desarrollan. Esto les lleva a enfrentar situaciones nuevas y desafiantes. Durante este proceso, tu hijo puede sentirse abrumado y ser incapaz de manejar sus emociones, lo que puede desembocar en rabietas. Estas pueden manifestarse de diferentes maneras, como, por ejemplo, gritar, llorar, patalear o incluso agredir físicamente. 

Valora siempre la orientación de un psicólogo infantil que te ayude a superar cualquier problema y que te proporcione las estrategias específicas de manejo de rabietas. 

Estamos seguros de que después de haber leído este artículo te sientes más tranquilo y ya no te planteas la pregunta sobre: ¿es normal que los niños tengan rabietas? 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Noticias relacionadas

¿Cómo evitar las varices?

Las varices surgen por problemas venosos y pueden llegar a causar dolor. Su aparición suele darse en zonas como las piernas y su incidencia en

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Más comentados

El suicidio

Hablar de suicidio como enfermedad mental resulta siempre chocante y extraño. Nuestra sociedad tiene tendencia,

Compartir

Scroll al inicio