Las mujeres y los talleres mecánicos

Supongo que habréis tenido la misma sensación que tengo yo como mujer cuando voy a un taller mecánico. En cuanto entro por la temida puerta, algo me dice que se van a aprovechar de mí. Me viene a la cabeza el chiste que decía que un hombre revisaba la factura y ponía 300 euros por apretar un tornillo. Aluciando, reclamaba que cómo era eso posible, que si por apretar un tornillo podrían cobrar 300 euros. A lo que el mecánico, con su tradicional sequedad, respondía, “no es por apretar un tornillo, sino por apretar el tornillo”. ¿Me entiendes?

Pues eso siento yo. Creo que por ser mujer y pensar que no tengo conocimientos me van a engañar. Cuando estaba casada, siempre iba con mi marido, y era él quien lo gestionaba. Pero cuando el divorcio llegó a mi vida, tuve que aprender a resolver estos problemas solita. Tengo claro que las dos primeras veces que fui, me volvieron a engañar. Todo porque te meten el miedo en el cuerpo. Que si esas ruedas están gastadas y cualquier día vas a tener un accidente; que si hay que cambiar el aceite una vez más porque el humo sale muy negro, etc. Un montón de situaciones que provocan que te sientas indefensa., de ahí que sea tan importante contar con un taller de confianza, pero si no lo tienes…

El cerebro de un hombre

Hay algo en nuestra mente que nos provoca sentir miedo cuando vamos a estos sitios. Y claro está, algo en el cerebro de los hombres que les hace pensar que por ser mujeres no tenemos ni idea y nos pueden tratar así. Ya sabemos cómo es el cerebro de un hombre y su parte dedicada a los coches.

Pues bien, afortunadamente, desde hace unos meses ya no tengo ese problema. He conocido una página web reparatelotu.com que es ideal para nosotras. Se llama reparatelotu.com  y son una empresa que coopera con Cecauto, que centra su actividad en la venta y distribución de repuestos para el automóvil y está especializada en recambios de electromecánica, distribuyendo también repuestos de carrocería. Hasta ahí todo normal, pero es que te lo ponen muy fácil. Ya que disponen de un almacén con gran surtido de recambios para todas las marcas de vehículos con el fin de que los clientes podamos comprar repuestos online a buenos precios y con la mayor facilidad posible.

Yo recibí el pedido en un plazo de 24 horas, además los portes fueron gratis ya que el pedido superó los 100 euros de compra.  Una vez que me llegó la pieza, que normalmente eso es lo que te hace que te suba la factura en un taller, fue cuestión de llamar a mi primo que es mecánico y que me lo pusiera. Sin duda, me había ahorrado un buen pico de dinero.

Y esta es la manera por la cual ya no tengo que visitar los talleres mecánicos para sentir que me estaban engañando. Así pues si estás en misma situación, ya sabes lo que tienes que hacer. Y olvídate de ponerte roja.