Los beneficios de correr para la salud mental

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Los beneficios de correr para nuestra salud mental son importantes, pues colabora a que mejore nuestra salud cardiovascular, los músculos se fortalecen y además podemos compensar algunos excesos en nuestra dieta. El caso es que además, mientras corremos, también estamos cuidando nuestra salud mental.

Han sido muchos los años en los que las personas que corren, los denominados ahora “runners”, expresaban la gran sensación de placer que tienen cuando corren. En el momento en que empezamos a correr, el corazón late con más fuerza y se produce el movimiento y traslado de la sangre en nuestro cuerpo a un ritmo mucho más rápido.

El sistema respiratorio va a comenzar a trabajar más duramente y nos preparamos a nivel mental para ejercitarnos con gran intensidad. Según te vas esforzando en ir más veloz, el cuerpo lo que hace es ir liberando endorfinas, que son unas hormonas que lo que hacen es actuar como un estimulante para nuestro cuerpo, dando finalmente un placer natural como resultado.

Experimentar una sensación placentera cuando corremos es una magnífica forma de sentirnos relajados y felices, algo que en una sociedad como en la que vivimos vale su peso en oro. La salud mental corriendo permite:

Manejar el estrés

Correr es un ejercicio que ayuda en el control del estrés e impulsa la capacidad que tiene nuestro cuerpo para poder manejar la tensión a nivel mental que existe. Con el ejercicio también crecen las concentraciones de norepinefrina, que es un químico que colabora a que se modere la respuesta que tiene nuestro cerebro ante el estrés.

La vitamina de la luz del sol

Cuando corremos al aire libre en un día de sol, es de gran ayuda para que nuestro cuerpo termine produciendo vitamina D, que es un nutriente que llega a reducir las posibilidades de que suframos síntomas de depresión.

Prevenir deterioros a nivel cognitivo y físico

Aunque correr no va a curar enfermedades como el Alzheimer, si que llega a estimular la propia capacidad que tiene el cerebro en la reducción y atraso de los deterioros cognitivos que comienzan a partir de los 45 años.

Hacer ejercicio, entre los 25 y 45 años, lo que genera es un estímulo de la química en el cerebro que previene la propia degeneración en el hipocampo, que es una parte vital en el cerebro para nuestra memoria y el aprendizaje de la misma.

De la misma forma, correr tiene buenos efectos a nivel de retrasar el deterioro físico, lo que si además se combina con productos que retrasen el estrés oxidativo, estaremos ayudando a que nuestro cuerpo se encuentre mejor. Desde Tetrasod, empresa especializada en esta clase de productos, creen que el deporte es una inmejorable combinación para poder sentirnos mejor y nos ayuda de forma importante en la recuperación física.

Mayor tranquilidad en nuestro estado mental

La química liberada mientras se corre y después de hacerlo es de gran ayuda para que las personas que estén atravesando periodos de ansiedad se puedan llegar a sentir mucho más tranquilas. Se corra en una banda o al aire libre, el movimiento del cuerpo de forma sana puede ayudarnos a transitar por esos momentos difíciles que tiene a veces la vida.

Estimulación de la menta

El hacer ejercicio cardiovascular, lo que hace es aumentar la posibilidad de que se creen células en el cerebro y mejore el rendimiento general de nuestro cerebro. Si corremos con intensidad, crecen los niveles de una proteína de nuestro cuerpo proveniente del cerebro, que puede ser importante cuando se toman decisiones, ayudando a un mejor razonamiento y aprendizaje.

Dormir mejor

Es de gran ayuda para que las personas duerman en muchos casos. Hay personas para las que correr moderadamente puede ser como una pastilla para dormir, hasta para las que tienen insomnio. El mover nuestro cuerpo de cinco a seis horas antes de que nos vayamos a dormir lo que hace es aumentar la temperatura de nuestro cuerpo. Cuando la temperatura desciende a nivel normal unas horas después, podemos decir que indica a nuestro cuerpo que ha llegado el momento de dormir.

Mayor productividad

Se te encuentras desmotivado, una de las soluciones mejores puede ser salir a trotar un rato. Hay investigaciones que dejan claro que los trabajadores que se toman su tiempo para hacer ejercicio de forma regular tienen mayor productividad y energía que otros compañeros de trabajo con menor actividad.

El disponer de una agenda bien repleta puede hacer que sea complicado sacar el tiempo necesario para acudir al gimnasio al mediodía, siendo la mejor hora según dicen los expertos para hacer ejercicios, por los ritmos circacianos que tiene el cuerpo.

Creatividad más importante

Una carrera que active nuestro corazón ayuda a impulsar la creatividad hasta un par de hora después.

Por todo ello, la vez próxima que te de pereza el levantarte de la cama por la mañana para salir a correr o valores no ir al gimnasio, deberás recordar los beneficios que vas a tener.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Noticias relacionadas

¿Cómo evitar las varices?

Las varices surgen por problemas venosos y pueden llegar a causar dolor. Su aparición suele darse en zonas como las piernas y su incidencia en

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Más comentados

El suicidio

Hablar de suicidio como enfermedad mental resulta siempre chocante y extraño. Nuestra sociedad tiene tendencia,

Compartir

Scroll al inicio