TDAH: qué es y recomendaciones para criar a niños con hiperactividad

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos más comunes en niños, ya que la prevalencia en menores en España oscila entre el  4,9% y el 8,8%, según publica la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí.

Debido a que se trata de uno de los trastornos más habituales en este artículo vamos a explicar qué es el TDAH y vamos a indicar algunas recomendaciones para criar a niños con hiperactividad.

Qué es el TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico que afecta principalmente a niños, aunque también puede persistir en la adolescencia y la edad adulta. Se caracteriza por la presencia de síntomas de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, que pueden interferir con el funcionamiento diario y el desarrollo del individuo.

Los síntomas de falta de atención del TDAH incluyen dificultades para prestar atención, parecer distraído o desorganizado, tener dificultades para seguir instrucciones y cometer errores por descuido. Los síntomas de hiperactividad se manifiestan a través de la agitación física, la dificultad para permanecer quieto, la impulsividad y la dificultad para esperar turnos. Estos síntomas pueden variar en intensidad y presentación de una persona a otra.

Si bien la causa exacta del TDAH no se conoce completamente, se cree que hay factores genéticos y ambientales que contribuyen a su desarrollo. Además, algunos estudios sugieren que hay diferencias en la estructura y funcionamiento del cerebro en las personas con TDAH, particularmente en las áreas responsables de la atención y el control de impulsos.

Recomendaciones para criar a niños con TDAH

La crianza de un niño con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) puede presentar desafíos únicos para los padres. Por eso, a continuación vamos a dar algunas recomendaciones para criar a niños con hiperactividad.

  • Educarse sobre el TDAH

El primer paso fundamental para criar a un niño con TDAH es educarse sobre el trastorno. Como padre o como cuidador debes aprender sobre los síntomas, las causas y los tratamientos disponibles. Esto te ayudará a comprender mejor las dificultades específicas de tu hijo y te permitirá tomar decisiones informadas en su crianza.

  • Establecer rutinas y estructura

“Los niños con TDAH se benefician enormemente de la rutina y la estructura en sus vidas. Por ello se recomienda establecer horarios regulares para las comidas, el tiempo de estudio, el juego y el descanso. Es bueno usar calendarios, listas de tareas y recordatorios visuales para ayudar a los hijos a organizar su día y cumplir con sus responsabilidades”, explican desde HAYA Psicólogos, centro de psicología en Getafe.

  • Proporcionar un entorno ordenado

Los niños con TDAH pueden tener dificultades para concentrarse y mantener la atención. Para reducirlo, se tiene que crear un entorno en casa que minimice las distracciones, como ruidos fuertes, televisores encendidos o demasiados juguetes dispersos. Un espacio de estudio tranquilo y ordenado ayudará a tu hijo a enfocarse mejor en las tareas.

  • Fomentar la comunicación y la colaboración

Como progenitor o cuidador tienes que mantener las líneas abiertas de comunicación con los maestros y profesionales de la salud que trabajen con tu hijo. Tienes que colaborar con ellos para establecer metas realistas y desarrollar estrategias de apoyo, tanto en la escuela como en el hogar. En definitiva, se trata de trabajar en equipo para proporcionar un enfoque coherente y estructurado en todos los entornos en los que tu hijo se desenvuelve.

  • Enseñar habilidades de autorregulación

Los niños con TDAH a menudo luchan con el autocontrol y la regulación emocional. Tienes que enseñar a tu hijo técnicas prácticas para controlar impulsos, como tomar respiraciones profundas o contar hasta diez antes de reaccionar. También es positivo animar a hacer uso de palabras en lugar de acciones impulsivas para expresar las emociones y ayudar a tu hijo a identificar y manejar las emociones de manera saludable.

  • Celebrar los logros y fomentar la autoestima

Tienes que reconocer y celebrar los logros de tu hijo, incluso los más pequeños. Haz elogios y ofrece recompensas por su esfuerzo y progreso. Fomenta una actitud positiva y una buena autoestima alentándolo a participar en actividades en las que pueda destacar y desarrollar sus talentos individuales.

Además, lo tienes que ayudar a establecer metas realistas y brindarle apoyo en el proceso de alcanzarlas. Porque el refuerzo positivo y la valoración de sus capacidades fortalecerán su confianza y motivación.

  • Promover la actividad física y el tiempo al aire libre

El ejercicio regular y el tiempo al aire libre son beneficiosos para todos los niños, pero especialmente para aquellos que tienen TDAH. Y es que la actividad física ayuda a liberar energía, mejorar la concentración y reducir los síntomas hiperactivos. Por lo que tienes que animar a tu hijo a participar en deportes, juegos al aire libre y otras actividades que favorezcan el movimiento físico.

  • Establecer límites claros y consistentes

Aunque los niños con TDAH pueden presentar desafíos en términos de comportamiento, es esencial establecer límites claros y consistentes. Establece reglas y expectativas claras, y sea firme pero compasivo al aplicar consecuencias cuando sea necesario. Estos límites proporcionarán estructura y seguridad para tu hijo, así como serán de gran ayuda en su educación.

  • Buscar apoyo emocional

La crianza de un niño con TDAH puede ser agotadora y desafiante. Por ello, no dudes en buscar apoyo emocional para ti y tu familia. Puede ser útil unirse a grupos de apoyo de padres en situaciones similares, buscar asesoramiento profesional o hablar con otros padres que hayan pasado por experiencias similares. Recuerde que cuidarte a ti mismo o misma también es fundamental para brindar el mejor apoyo a su hijo.

Además, también sería conveniente que tu hijo con TDAH acuda a un psicólogo. Ya que los profesionales le serán de gran ayuda en su enseñanza, le ayudarán a mejorar sus relaciones sociales y aprenderán a controlar sus emociones y sus comportamientos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Noticias relacionadas

¿Cómo evitar las varices?

Las varices surgen por problemas venosos y pueden llegar a causar dolor. Su aparición suele darse en zonas como las piernas y su incidencia en

No se pierda ninguna noticia importante. Suscríbase a nuestro boletín.

Más comentados

El suicidio

Hablar de suicidio como enfermedad mental resulta siempre chocante y extraño. Nuestra sociedad tiene tendencia,

Compartir

Scroll al inicio