La limpieza del hogar como ejercicio de mindfulness

Tu hogar es un reflejo de tu vida, y por lo tanto una casa limpia y ordenada, es sinónimo de salud mental. ¿Sabías que cada vez que limpias tu hogar, te estás deshaciendo de cargas emocionales? Cuando ordenas tu casa, estás ordenando tu vida, dejando atrás aquello que no quieres, lo que ya no te hace falta.

Limpieza y meditación. Hacia la conciencia plena

Pues bien, la limpieza del hogar, si se hace con atención plena, o mindfulness, puede funcionar a modo de terapia. Y es que de lo que se trata, es de vivir el momento presente, el aquí y ahora, y mientras limpias y ordenas, estás atent@ a lo que estás haciendo y a nada más, concentrad@ en cada instante. Si haces esto, y no lo tomas como una tarea desagradable, sentirás, como te relaja, liberándote de todo el estrés que has acumulado a lo largo del día.

Si quieres sabe más sobre el mindfulness, en Inspirare, pueden formarte en valores de conciencia, atención, sabiduría y compasión del ser humano y en el impacto en el entorno natural y social del mismo. En esta escuela de meditación, pueden ayudar a todos sus clientes y clientas, a encender esa llama de inspiración que llevan dentro, a través del silencio, que es lo que ayuda al ser humano a conocerse, es el camino hacia la libertad y la sabiduría.

¿Por qué no aprovechar tus momentos de limpieza semanal, o diaria, para hacer un ejercicio de mindfulness? La limpieza del hogar no puede convertirse en tu oportunidad para pensar en tus problemas o intentar solucionarlos. Cuando estás limpiando, has de estar únicamente a eso, sentirlo, y no pensar en nada más que en lo que estás haciendo. Por ejemplo, es muy típico ponerse a planchar la ropa mientras se está viendo la tele. Pues muy mal. Si quieres ver tu programa favorito, puedes verlo, faltaría más. Pero cuando planchas, como cuando realizas cualquier otra actividad, has de ser plenamente consciente de lo que estás haciendo. Situarte en el aquí o ahora. Sentir y pensar solo el momento presente.

Limpieza del hogar como terapia

La limpieza, como terapia, es común en ciertas culturas, como la japonesa. Este pueblo, limpia y se deshace de todo lo que necesita, cada 28 de diciembre, y de esta forma, pueden empezar el año sin arrastrar temas del pasado. De hecho, no hacerlo, se considera algo que da mala suerte, ya que significa que se empezará el año con asuntos pendientes.

Según los estudios de los expert@s, la limpieza doméstica puede ser una actividad muy relajante, incluso catártico o liberador. Ya lo decía Marie Kondo en su libro, “La Magia del Orden”. Es necesario deshacerse de lo que no es necesario, de lo que ya no sirve. Esta es la mejor forma de encontrar la paz mental y acercarse a la felicidad.

Ordenar la casa, ayuda a ordenar la cabeza, de so no hay ninguna duda. De hecho, cuando las personas no se encuentran bien a nivel emocional, lo primero que hacen es descuidar su casa, y en algunos casos, hasta su higiene personal.

Los budista, limpiaban a diario, a modo de meditación, y que sirve como un ejercicio purificador. Limpiando tu casa, limpias también tu espíritu.  El lugar donde vives, para un budista, es un reflejo de tu mente, de lo que hay dentro de ti. Una casa limpia y ordenada, con un buen aroma, con un buen ambiente, te ayudará a tener la mente clara y tranquila.

Y es que nuestra necesidad de limpieza, responde a nuestra necesidad de regeneración. Es, pues, algo primario. Pero con el tiempo, esta necesidad se fue convirtiendo casi en obsesión, y hoy, se abusa de los desinfectantes y otros productos tóxicos, sin ninguna necesidad, ya que, en el mercado existen productos de limpieza para el hogar, respetuosos con el medio ambiente. Conscientes de esta necesidad, en Stocknet Vallès , fabricantes, proveedores e investigadores de productos de limpieza, cuentan con una línea de productos ecológicos. Aquí, ofrecen la posibilidad de realizar un pedio online, en diferentes formatos de envases, adaptándose, así, a las necesidades de todos y cada uno de sus clientes.

Porque una casa limpia y ordenada, no sirve de nada en un planeta sucio y contaminado.